Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2017
Imagen
Imagen de Internet 



«Hace un día tan bonito que tenía que escribirte una carta […]».
John Ashbery, Pensamientos de una muchacha joven. Escucha, amor, mi desvarío: Anoche tuve un sueño. Caminaba entre almendros en flor. Y de repente, entre sus ramas, se alzó un suave viento que deshojó sus pétalos. Mientras caían como copos de nieve, acariciaban mis recuerdos. Mis manos los cogían, mis labios los besaban y mis pensamientos volaban hacia ti como frágiles golondrinas. Fue un sueño, lo sé. ¡Pero fue tan bonito! Caminaba por unas tierras sembradas de olivos recién podados. Correteaba por viñedos de jugosos y húmedos frutos. Desde el recuerdo, gocé de un vino joven que emborrachó mis sentidos. Frágilmente, me dejaba mecer como una hoja que lleva el viento. Esta carta es como un espejo en el que me miro. Recuerdo en él todas las primaveras que compartimos juntos. He paseado por campos sembrados de grillos, y oído sus cantos. He mirado las estrellas, he esperado el amanecer para ver cómo, en el…
Imagen
Lienzo de Rodolfo Costa
Tierra, Madre, a través de un lienzo, veo amanecer el día contemplo tu hermosura, siento nostalgia de tus cimas,  necesito abrazarte como lo hace una amante. Añoro esos días cuando estos versos te escribía 
No me busques: No me busques entre ciudades repletas de  gente, ni en calles de asfalto. Deja que piense… Te esperaré en los montes,  entre sombras de helechos,  entre  las flores silvestres, ahí, donde se paran las horas, donde solo el olvido de las horas perdidas,  donde duermen los duendes. Búscame,  me encontrarás vestida del color de la tierra, del color del silencio que desprenden las piedras, de la risa del viento. Vestida  con las plumas del ave que despide al invierno. Untada de tomillo y  romero. Búscame, estoy durmiendo mi sueño, riendo como ríe el viento,  con los ojos abiertos. De la Safor